sábado, 15 de mayo de 2010

EN UNA CONFUSA SITUACIÓN JURÍDICA, LA FEDERACIÓN RUSA DE AJEDREZ (FRA), HA APOYADO HOY LA CANDIDATURA DEL EX CAMPEÓN DEL MUNDO ANATOLI KÁRPOV, PARA PRESIDIR LA FEDERACIÓN INTERNACIONAL DE AJEDREZ (FIDE). ANTE EL CONSEJO DE VIGILANCIA DE LA FRA, INSTITUCIÓN FORMADA POR 32 MIEMBROS, HABÍA DOS CANDIDATURAS, LA DE KÁRPOV, 12 VECES CAMPEÓN DEL MUNDO, Y LA DE KIRSÁN ILIUMZHÍNOV, DIRIGENTE DEL TERRITORIO DE KALMYKIA Y PRESIDENTE DE LA FIDE DESDE HACE 15 AÑOS.

clip_image002

http://www.elpais.com/global/

LA FEDERACIÓN RUSA DE AJEDREZ VOTA A KÁRPOV, COMO CANDIDATO A LA PRESIDENCIA DE LA FEDERACIÓN INTERNACIONAL (FIDE)

clip_image004

· La elección genera una situación jurídica confusa, ya que 8 miembros de la organización se han reunido aparte y respaldan al actual presidente

Escribe PILAR BONET - Moscú - 14/05/2010

En una confusa situación jurídica, la Federación Rusa de Ajedrez (FRA) ha apoyado hoy la candidatura del ex campeón del mundo Anatoli Kárpov para presidir la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE). Ante el consejo de vigilancia de la FRA, institución formada por 32 miembros, había dos candidaturas, la de Kárpov, 12 veces campeón del mundo, y la de Kirsán Iliumzhínov, dirigente del territorio de Kalmykia y presidente de la FIDE desde hace 15 años. Iliumzhínov contaba con el respaldo de Arkadi Dvorkóvich, ayudante del presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, y jefe del consejo de vigilancia de la FRA. En total 17 miembros del consejo han votado a favor de Kárpov, según ha manifestado éste mismo. Otros ocho miembros del consejo, incluido Dvorkóvich, no han asistido a la reunión y han organizado otra paralela, sin quórum para decidir. De este modo, los 25 miembros del consejo participantes en el proceso de decisión se han dividido en dos grupos, uno de 17 personas que ha votado por Kárpov y otro de ocho, que no ha votado. Kárpov ha manifestado que la decisión del consejo es "definitiva", pero Dvorkóvich la ha calificado de "ilegítima" y ha alegado que el consejo no estaba facultado para tomar la decisión.

Kárpov, que tiene el apoyo de su gran rival Gari Kaspárov, había expresado temor a que los 32 miembros del consejo de vigilancia pudieran ser sometidos a "presión administrativa". "Si hiciéramos una votación entre los millones de ajedrecistas rusos, la relación a mi favor sería de nueve a uno u ocho a dos, pero los que eligen son 32 personas concretas y sobre cada una de ellas se puede ejercer presión", manifestó en una conversación con EL PAIS en vísperas de la reunión de la FRA. En última instancia, el presidente de la FIDE será elegido en septiembre por los 170 países de la organización y a cada país le corresponde un voto.

De no ser apoyado oficialmente por Rusia, Kárpov ha advertido que puede competir por la presidencia de la FIDE en nombre de otros estados. "Soy miembro de honor de nueve federaciones en el mundo y puedo presentarme por cualquiera de estos países, pero la situación sería absurda y ridícula", señalaba. Según Kárpov, Iliumzhínov y Dvorkóvich han intentado "crear un fondo desfavorable" para su campaña. Kárpov atribuye la actitud de Dvorkóvich a circunstancias familiares y al ambiente reinante en su familia. Resulta que Vladímir Dvorkóvich, el padre del ayudante presidencial, fue administrador del equipo de Kaspárov durante sus enfrentamientos por el campeonato del mundo. "No tuvimos conflictos directos pero podemos imaginarnos la atmósfera que reina en la familia", señala Kárpov, que se dice dispuesto a "ir hasta el final" en la promoción de su candidatura. El ajedrecista ha declarado a Nezavísimaia Gazeta que Moscú "se enfrenta a la opción de colocar a la cabeza del movimiento ajedrecístico mundial un digno representante de Rusia y un líder brillante o escupir a todo el mundo y decir que no nos interesa Europa".

Kárpov se ha mantenido escueto en la presentación de su programa, que según él incluirá la creación de instituciones para incrementar la competencia profesional de los periodistas especializados. También es escueto en la presentación de los miembros de su equipo, pero está dispuesto a incluir en él a su antiguo rival, Gari Kaspárov, si éste lo aceptara. "¿Por qué no?", afirma. En noviembre de 2007, cuando Kásparov había sido detenido por participar en una manifestación prohibida, Kárpov acudió a visitarle a la comisaría. "No fue fácil", dice comentando aquel gesto que le granjeó el respeto de muchos. El 17 de mayo, en Nueva York, Kaspárov participa en una cena para recaudar fondos en apoyo de la candidatura de Kárpov y la del norteamericano Richard A. Conn Jr. como vicepresidente de la FIDE.

Opina Kárpov que "la profesión de ajedrecista está amenazada". "Hay que cambiar la situación en el ajedrez. Hay que salvar el ajedrez y la profesión de ajedrecista de la falta de orden de la falta de respeto a los derechos de los ajedrecistas, organizadores, árbitros, a la federación nacional. El equipo de la FIDE ha establecido un récord lamentable. En los últimos diez años no salimos del tribunal de arbitraje olímpico. Constantemente hay querellas por la violación de los derechos de los ajedrecistas, árbitros, organizadores y hay que cortar esa lamentable práctica", dice, refiriéndose a la falta de respeto de la FIDE por sus propias normas, y especialmente las fechas y los reglamentos.

Kárpov explica que, en el pasado, cuando él comenzó su carrera, "los organizadores de los torneos pagaban todos los gastos, pero ahora muchos torneos se efectúan sin ninguna garantía y son los ajedrecistas los que pagan".

Iliumzhínov, un polémico personaje, argumenta que él ha sido capaz de encontrar dinero para la FIDE y ha puesto en duda la capacidad de Kárpov para hacerlo. Kalmykia, el territorio que dirige Iliumzhínov, es uno de los más pobres del Estado y, por renta per cápita de sus habitantes, está en penúltimo lugar entre las administraciones territoriales rusas.

Según Kárpov, su rival "no distingue el bolsillo del patrocinador del suyo propio. Lo mezcla todo". "La reputación del equipo de Iliumzhínov es tan dudosa que en los últimos 15 años no ha habido ni un solo patrocinador general de la FIDE, a diferencia de lo que ocurre con otras federaciones".

Opina el ex campeón que Rusia ha perdido posiciones en el ajedrez, sobre todo en lo que se refiere a la promoción masiva de este deporte. El apoyo del Estado se dirige más bien a la élite deportiva, pero el desarrollo del ajedrez para todos se deja a los presupuestos locales, que en algunos sitios son bastante precarios. Mientras en el mundo se difunden las instituciones de educación gratuita en el ajedrez, "en Rusia el proceso es al a inversa y los círculos gratuitos se transforman en círculos de pago". Esta tendencia preocupa mucho al ajedrecista.

"Los círculos de ajedrez son centros de lucha contra la criminalidad infantil y los narcóticos. El ajedrez es una célula muy importante de la vida social", afirma Kárpov, que ha fundado escuelas y club de ajedrez en 23 regiones, donde ha llegado a acuerdos con gobernadores y alcaldes para conseguir locales y busca patrocinadores para pagar pedagogos o enviar a los chicos y chicas a campeonatos. A escala de Rusia, las grandes empresas controladas por el Estado como Gazprom, el monopolio del gas, y los Ferrocarriles de Rusia, son los grandes promotores del ajedrez que necesita de una difusión masiva para atraer a nuevos patrocinadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario